IFN - Instituto Ferrero de Neurología y Sueño

Insomnio:

Lo podríamos resumir como dormir poco o dormir mal. Con diferentes grados de severidad, tiene insomnio un 30% a 40% de la población general. Se suele asociar el insomnio a las preocupaciones y a estar nervioso, y esto es cierto. Pero muchas personas duermen mal por otras razones que nada tienen que ver con estas.

Se habla de INSOMNIO cuando:

  • Se duerme poco.
  • No se llega al sueño profundo.
  • Se tienen muchos despertares.
  • Se duerme inquieto o moviendo las piernas.
  • Se ronca.
  • Se despierta cansado.

La mayoría de las personas que tiene estos problemas no realiza una consulta medica, lo acepta como algo inevitable, común a otras personas. Toman medicamentos tranquilizantes por su cuenta, y suelen no saber a qué médico consultar.

Justamente tomar tranquilizantes sin estudiar primero el sueño es un enorme error. Muchos de esos medicamentos no están pensados para ayudar a dormir, tienen efectos secundarios y pueden empeorar el sueño.

Una persona MAL DORMIDA ES ALGUIEN MAL DESPIERTO.

NO se puede estar bien si se duerme mal. Si tiene somnolencia de día, debe pensar que está durmiendo mal y ver a un médico especialista en sueño.

El sueño es una necesidad tan importante como la sana alimentación, respirar aire limpio, realizar ejercicio físico, etc.

Muchas de las causas de un mal dormir están en costumbres o modos de vida que arruinan el sueño.

Y a su vez un mal sueño lleva a muchas alteraciones que confunden a la persona, por ejemplo:

  • Mala memoria
  • Torpeza
  • Mal humor
  • Depresión
  • Dolor de cabeza

En IFN ponemos un especial interés en relacionar los motivos de consulta y siempre tener en cuenta la posible influencia de un problema de insomnio.

Si no se advierte esta relación, estaríamos tratando algo confundidos sobre su origen. Muchas personas hacen estudios y tratamientos en busca de explicación a problemas que se corregirían simplemente mejorando el sueño.

El estudio del Sueño debe incluir, como mínimo, una Entrevista Pautada para evaluar las causas posibles, y una Polisomnografìa nocturna ( sencillo estudio en que la persona pasa una noche en una cómoda cama, conectado a sensores que registran todo lo que sucede mientras duerme). En algunos casos se agregan evaluaciones psicológicas, Mapeo cerebral, etc.

Una vez comprendido el problema, el especialista en sueño verá si una combinación de Talleres de Sueño y medicación cuidadosamente elegida van corrigiendo el problema.

Si una persona no duerme 24 horas o duerme sólo 5 horas por noche durante una semana, su rendimiento pasa a ser igual al de alguien alcoholizado, con el daño y riesgo que esto implica. Cuide su cerebro, es el único que tiene.



Indice de Insomnio


Solicitar un turno

Copyright © IFN 2017

Diseño web: InitiumWeb