IFN - Instituto Ferrero de Neurología y Sueño

PIERNAS INQUIETAS Y PARASOMNIAS

Las parasomnias en general son sueños y actividades físicas que pueden parecer muy reales a la persona y que ocurren durante el sueño.

El síndrome de las piernas inquietas es un trastorno bastante común que suele aparecer justo antes de dormirse, particularmente entre los mayores de 50 años. La persona experimenta un ligero malestar en las piernas, junto con movimientos espontáneos e incontrolables de las mismas. Hace más dificil conciliar el sueño. Desaparecen si la persona se levanta y camina. Se desconoce, en una mayoría de los casos, la causa precisa de este trastorno, pero más de un tercio de los afectados tienen antecedentes familiares.
Puede deberse a neuropatías, por ejemplo, o déficit de hierro.
A veces pueden prevenirse tomando benzodiacepinas y otras medicaciones antes de acostarse. Los movimiento periódicos de piernas son sacudidas de las piernas (a veces de los brazos), que ocurren de modo periódico, molestan a la persona que duerme al lado y facilitan interrupciones del sueño que producen pérdida de la capacidad reparadora del sueño. Se medican con Pramipexol y drogas equivalentes.

Los terrores nocturnos son episodios de temor con gritos y agitación y a menudo se acompañan de sonambulismo. Estos episodios suelen aparecer durante las fases no-REM del ciclo del sueño. Puede ser útil el tratamiento con benzodiacepinas, como el diazepam.

Las pesadillas afectan a niños y adultos y son sueños particularmente vívidos y aterradores, seguidos de un brusco despertar. Las pesadillas se producen durante el sueño REM y son más frecuentes en estados febriles, situaciones de cansancio excesivo o tras la ingesta de bebidas alcohólicas. No existe un tratamiento específico para corregir el trastorno.

El sonambulismo es el acto de caminar de forma semiconsciente durante el sueño sin darse cuenta de ello y es más frecuente al final de la niñez y durante la adolescencia. Las personas no sueñan durante los estados de sonambulismo; de hecho, la actividad cerebral en este período, aunque anormal, se parece más a la de un individuo despierto que a la de un estado de sueño. Los sonámbulos pueden murmurar de forma repetida y algunos se lesionan al tropezar con obstáculos. Por lo general, la mayoría no recuerda el episodio.
La somniloquia es el hablar o decir palabras sueltas mientras se duerme. Es muy común en niños y, en la mayoría de los casos, es una situación menor con escasa repercusión.

Bruxismo: consiste en apretar los dientes mientras se duerme, facilita cefaleas al despertar

Para el correcto diagnóstico de estos trastornos es necesaria la realización de una polisomnografía.



Indice de Piernas inquietas y Parasomnias


Solicitar un turno

Copyright © IFN 2017

Diseño web: InitiumWeb