IFN - Instituto Ferrero de Neurología y Sueño

SÍNDROME DE PIERNAS INQUIETAS (SPI y MPP)

Es un trastorno de tipo neurológico que afecta muy especialmente la calidad del sueño, en el que se experimentan sensaciones desagradables en las piernas que se suelen describir como:

  • · Si algo se estuviese deslizando sobre sus piernas.
  • · Si un insecto o un animal pequeño le caminara en las piernas.
  • · Hormigueo.
  • · Sensaciones “distérmicas” (quemazón, frío, etc.)
  • · Tirantez.
  • · Dolor.

Las estadísticas refieren que entre el 10 y 20% de la población sufre esta situación. La misma se asocia a menudo con un cuadro llamado Síndrome de Movimiento Periódico de Piernas (MPP).

Es característico que las personas con SPI tienen una necesidad irresistible de mover la extremidad afectada cuando se producen esas sensaciones.
Los problemas del sueño son comunes en las personas con SPI o MPP debido a que resulta difícil quedarse dormido o se despiertan cuando ocurren los brotes de movimiento.

La causa del SPI es aún desconocida, pero hay estudios que inciden sobre determinados problemas en el transporte de hierro al cerebro y secundariamente, alteraciones en la síntesis de determinados neurotransmisores, como la dopamina.
Parece claro que el síndrome de piernas inquietas tiene una potente base familiar y genética.

Algunos fármacos pueden favorecen la aparición del SPI, razón por la cual es importante que informe a su médico de todo lo que esté tomando. Asimismo, estimulantes como la cafeína, la teína o los derivados del cacao pueden incrementar el SPI.
Se ha demostrado una mayor incidencia de SPI en personas que fuman por la noche, siendo por lo tanto una recomendación esencial el dejar de fumar.

Las sensaciones desagradables aparecen cuando la persona con SPI está acostada o sentada durante un período largo de tiempo, causando:

  • La necesidad de mover las piernas para aliviar temporalmente los síntomas; para ello, el paciente:
    • o Estira o dobla las piernas.
    • o Se frota las piernas.
    • o Se sacude o da vueltas en la cama.
    • o Se levanta y camina.
  • Un claro empeoramiento del malestar cuando se está acostado, especialmente cuando se intenta dormir por la noche, o durante alguna otra forma de inactividad, incluso estando sentado.
  • Una tendencia a experimentar más molestias a última hora del día y por la noche.

Se estudian con la PSG nocturna, en la cual se registran con sensores los movimientos de las piernas.

Se tratan con medicamentos diversos y buscando corregir las causas del mismo.



Indice de Piernas inquietas y Parasomnias


Solicitar un turno

Copyright © IFN 2017

Diseño web: InitiumWeb