IFN - Instituto Ferrero de Neurología y Sueño

NEUROPATIAS PERIFÉRICAS QUE ALTERAN EL SUEÑO

Las neuropatías periféricas, al causar daño a los nervios, a menudo causan entumecimiento y dolor en las manos y los pies. Las personas suelen describir el dolor de la neuropatía periférica como hormigueo o ardor, si bien pueden comparar la pérdida de la sensibilidad a la sensación de llevar un calcetín fino o guante.
La neuropatía periférica puede ser resultado de problemas diferentes, y a veces no hay modo de encontrar la causa que la produce.

Mencionaremos algunas:

El síndrome de piernas inquietas (SPI) es un trastorno en el que se sienten muy incómodas las piernas, por lo general en la noche mientras se está sentado o acostado. Hace sentir una necesidad de levantarse y moverse. Cuando lo hace, la sensación desagradable de síndrome de piernas inquietas mejora.
El síndrome de piernas inquietas puede comenzar a cualquier edad y generalmente empeora con la edad.
El síndrome de piernas inquietas puede interrumpir el sueño - que conduce a la somnolencia durante el día - y complicar la conducción de vehículos.
Una serie de medidas de cuidados simples y los cambios de estilo de vida puede ayudar. Los medicamentos también ayudan a muchas personas con el síndrome de piernas inquietas.

La neuralgia postherpética es una complicación del herpes zoster, que es causada por el virus de la varicela (herpes zoster). La mayoría de los casos de herpes desaparecen a las pocas semanas. Pero si el dolor dura mucho tiempo después de la erupción del herpes zóster y las ampollas ya han desaparecido, se llama neuralgia post-herpética.
La neuralgia postherpética afecta a las fibras nerviosas y de la piel, y el ardor asociado con la neuralgia postherpética puede ser lo suficientemente grave como para interferir con el sueño y el apetito. El riesgo de neuralgia postherpética aumenta con la edad, que afecta principalmente a personas mayores de 60 años.
Actualmente, no hay cura para la neuralgia post-herpética, pero hay opciones de tratamiento para aliviar los síntomas.

La neuropatía autónoma es un trastorno neurológico que afecta a las funciones involuntarias del cuerpo, incluyendo la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la transpiración y la digestión.
No es una enfermedad específica. La neuropatía autónoma se aplica cuando el daño es en los nervios autónomos. Este daño altera la comunicación entre el cerebro y sectores del sistema nervioso autónomo, tales como el corazón, los vasos sanguíneos y las glándulas sudoríparas. Esto puede causar disminución de rendimiento o anormal de una o más funciones corporales involuntarias.
La neuropatía autónoma puede ser una complicación de una serie de enfermedades. Algunos medicamentos pueden causar neuropatía autonómica como un efecto secundario.

La neuropatía diabética es un tipo de daño en los nervios que pueden ocurrir a quienes cursan diabetes. El azúcar aumentado en la sangre puede dañar las fibras nerviosas de todo el cuerpo, pero la neuropatía diabética a menudo daña en especial los nervios de las piernas y los pies. En función de los nervios afectados, los síntomas de la neuropatía diabética pueden variar desde dolor y entumecimiento en las extremidades a problemas con el sistema digestivo, el tracto urinario, los vasos sanguíneos y el corazón. Para algunas personas, estos síntomas son leves, para otros, la neuropatía diabética puede ser dolorosa e incapacitante.
La neuropatía diabética es una complicación grave y frecuente de la diabetes. Sin embargo, a menudo se puede prevenir la neuropatía diabética o retardar su progreso con un control estricto de la glucemia y un estilo de vida saludable.



Indice de Piernas inquietas y Parasomnias


Solicitar un turno

Copyright © IFN 2017

Diseño web: InitiumWeb