IFN - Instituto Ferrero de Neurología y Sueño

¿Por qué dormimos?

Todos los animales duermen o tienen tiempos de actividad y de reposo.

El sueño y la vigilia, como otros comportamientos y funciones fisiológicas, están regulados por ritmos circadianos (o relojes biológicos), con una periodicidad de alrededor de 24 hs.

En el hombre, y en condiciones normales, estos ritmos están regulados por diferentes estímulos del mundo exterior; sin embargo, privados de éstos, nuestros relojes biológicos pueden continuar funcionando pero con una periodicidad cercana a las 26 hs.

Para el sueño, el ciclo luz/oscuridad y el impulso homeostático (estabilizador) del sueño “No REM”, son los principales determinantes.

La variación de temperatura corporal (TC) influye enormemente sobre el ciclo sueño/vigilia. La TC normal es de 37º aproximadamente. Empieza la curva de descenso hacia el final del día con una reducción máxima cerca de las 4:30 AM. Alrededor de las 6 AM comienza nuevamente el ascenso hasta su pico máximo entre las 20 hs y las 22 hs.

El inicio de la somnolencia coincide con el descenso de la TC y el despertar, con el ascenso de la misma. La aparición del primer ciclo de sueño REM también está influenciada por el ciclo de TC.

Con el tiempo también se determinó que los cambios cíclicos de la temperatura corporal están determinados en forma endógena y pueden ser independientes a la presencia o ausencia de luz.

Por último, hacia el final del día, y con el advenimiento de la noche, aparece la melatonina, una hormona endógena que también nos dispone a dormir.



Indice de Sepamos sobre el Sueño


Solicitar un turno

Copyright © IFN 2017

Diseño web: InitiumWeb