IFN - Instituto Ferrero de Neurología y Sueño

Niños, sueño y conducta

El mal sueño como CAUSA de problemas de conducta:
Los niños que duermen poco, por quedarse hasta tarde con amigos, en la TV o la computadora, por ejemplo, probablemente irán poniéndose más irritables, distraídos, etc. Ello los llevará a tener cambios en su relación con la familia, los compañeros, etc. Será común que luego tiendan a dormirse en lugares no adecuados, como la escuela. Les llamarán la atención o bajará su rendimiento. Ello, a algunos, los llevará a responder mal, y se generará un círculo vicioso que no es simple de resolver. Se debe buscar consejo.

Los jóvenes y muchos adultos piensan que se puede acumular sueño, a recuperarlo durmiendo mucho uno o dos días por semana. Ello no es así. El organismo agradece el orden, y una razonable rutina será siempre mejor.

El mal sueño como CONSECUENCIA de problemas de conducta:
Otros niños tienen problemas de conducta por causas primarias, es decir, porque “son así”, ó como consecuencia de una educación inapropiada o problemas sociales o familiares severos. Ocurre en muchos casos que se tornan rebeldes, se niegan a adaptarse a rutinas, desobedecen las normas, etc. Suelen descuidar sus estudios, los padres les insisten en que recuperen el atraso o les castigan no dejándoles salir, y parte de las derivaciones pasan a estar en que duermen poco, lo cual no ayuda a su buena evolución.

Por ello, si su hijo tienen problemas de conducta, piense que el sueño podría ser parte del mismo, pida orientación.



Indice de Consejos para vivir mejor


Solicitar un turno

Copyright © IFN 2017

Diseño web: InitiumWeb