IFN - Instituto Ferrero de Neurología y Sueño

Poco sueño: el nuevo limitante del rendimiento

En los adultos también el rendimiento puede ser un reflejo de la calidad de sueño. Hoy en día la exigencia social nos lleva a trabajar cada vez más horas (incluso fines de semanas) y a tener menos tiempo para el ocio y el esparcimiento.

Muchos pueden sentirse “héroes” por llevar una vida con este ritmo, pero la realidad es que terminamos teniendo niveles de rendimiento bajísimos.

Dardo Tomasi, del Laboratorio Nacional de Brookhaven, estudió un grupo de voluntarios sanos, y encontró que los mejores rendimientos los tenían los que dormían lo necesario.

Interpretaron que el tálamo lograba mantenernos despiertos, pero a costa de bajar nuestra capacidad para pensar.

Tras 24 horas sin dormir, baja en promedio el 6% de la glucosa cerebral. Las áreas más afectadas son el lóbulo parietal y la corteza prefrontal, que pierden el 12 a 14% de glucosa. Estas son áreas cognitiva y afectivamente muy activas, que nos permiten pensar, distinguir ideas, tener control social y diferenciar lo bueno de lo malo.

Charles Czeisler, Profesor de Medicina del Sueño de Harvard, habla de los riesgos de una cultura del “macho” que “aguanta” sin dormir 24 horas o una semana durmiendo menos de 5 horas por noche. El resultado es una falla de la funciones mentales equivalente a un nivel de alcohol en sangre de 0,1 %, una cantidad que la cual la ley considera peligrosa y es un delito conducir automóviles en esas condiciones!!.

La propuesta sería acompañar a la “Ley de alcohol cero” con una política que proteja el sueño, por ejemplo una Ley: “Mal sueño cero”.



Indice de Sepamos sobre el Sueño


Solicitar un turno

Copyright © IFN 2017

Diseño web: InitiumWeb